Hormicruz continúa su inversión contra el Covid-19.

A través del apoyo del INFO y de fondos FEDER se han realizado nuevas acciones en materia de prevención.

Hormicruz ha realizado, desde que comenzó la pandemia, un importante esfuerzo en seguridad e higiene, a través de diferentes acciones para reducir el contacto físico entre las personas que cada día pasan por las instalaciones de la empresa.

Con la financiación del INFO, a través de fondos FEDER, y enmarcado en el «Programa de Apoyo a Inversiones Productivas y Tecnológicas Covid-19» (expediente 2021.07.ITCO.000315) se han puesto en marcha las siguientes acciones en la empresa:

– Adquisición de ordenadores portátiles para implantar el teletrabajo entre los empleados.

HORMICRUZ implementa un proyecto de ciberseguridad en la empresa

Hormicruz ha implantado una serie de medidas globales de ciberseguridad con el objetivo de proteger los activos de la empresa, la seguridad de los usuarios y la infraestructura computacional, además de todas sus redes de comunicaciones.

El proyecto, financiado por el Instituto de Fomento de la Región de Murcia, a través de fondos FEDER, y enmarcado en el Programa de Ayudas para la Contratación de Servicios de Innovación (“Cheque TIC Ciberseguridad”) (Expediente 2020.08.CHCI.0107), consta de dos fases:

La primera consiste en la realización de una auditoría completa de Seguridad de la Información para evaluar el grado de cumplimiento de estándares internacionales, incluyendo un análisis detallado de riesgos y el nivel de seguridad objetivo.

Esta fase terminará con la realización de un plan de acción con las medidas a aplicar para alcanzar el nivel de seguridad marcado.

La segunda fase del proyecto es la implantación de ese plan de acción de acuerdo a la priorización de actuaciones establecidas en la evaluación de riesgos realizada en la primera fase.

Con la realización de este proyecto, los objetivos que Hormicurz pretende cumplir son:

  1. – Reducir el impacto reputacional ante posibles brechas de seguridad.
  2. – Reducir la caída de servicios y, con ello, mejorar la relación con los clientes.
  3. – Mejorar nuestra posición competitiva.
  4. – Reducir el riesgo de sanciones por incumplimiento de normativas, derivado de un ataque informático.
  5. – Aumentar la capacidad de resiliencia y la recuperación de la actividad.

Hormicruz culmina el proyecto bioconcrete, hormigones de bajo ph, sostenibles y descontaminantes

HORMICRUZ ha finalizado recientemente el proyecto de I+D BIOCONCRETE, cuyo objetivo ha sido el desarrollo de nuevas formulaciones de hormigones y morteros que contribuyan a mejorar la calidad del aire y a hacer más agradable visualmente grandes obras de hormigón mediante la formación de un recubrimiento vegetal.

El proyecto ha buscado desarrollar un material con capacidad de generar ambientes más saludables, sostenibles y ambientales contribuyendo a mejorar la vida en nuestras ciudades a través de la reducción de CO2, la reducción de la temperatura de los ambientes urbanos y la calidad de nuestro entorno construido.

Además, estos materiales mejoran el confort térmico en edificios, funcionando como material aislante y regulador térmico, ofreciendo de este modo ventajas tanto medioambientales y estéticas, como térmicas.

Este nuevo material responde a la necesidad de establecer un mayor contacto de nuestro entorno con la naturaleza, logrando una simbiosis de naturaleza y construcción que abre la puerta a ciudades cuyos diseños incorporen la vegetación como un elemento más de la urbe.

El proyecto se ha llevado a cabo gracias a la financiación de CDTI a través de su Línea de Proyectos de I+D individuales y con la colaboración del Centro Tecnológico de la Construcción (CTCON) y del grupo de investigación Ciencia y Tecnología Avanzada de Construcción CTAC de la Universidad Politécnica de Cartagena, y actualmente se encuentra en fase de escalado para lograr un futuro sostenible gracias al desarrollo de materiales avanzados.

Hormicruz invierte en la protección y seguridad de sus trabajadores y clientes contra el Covid-19.

A través del apoyo del INFO y de fondos FEDER se han realizado diferentes acciones en materia de prevención.

Hormicruz ha realizado, desde que comenzó la pandemia, un importante esfuerzo en seguridad e higiene, a través de diferentes acciones para reducir el contacto físico entre las personas que cada día pasan por las instalaciones de la empresa.

Con la financiación del INFO, a través de fondos FEDER, y enmarcado en el «Programa de Apoyo a Inversiones Productivas y Tecnológicas Covid-19» (Orden de 20 de julio de 2020) se han puesto en marcha las siguientes acciones en la empresa, tanto para los empleados como para nuestros clientes:

– Adquisición de ordenadores portátiles para implantar el teletrabajo entre los empleados.

– Instalación de equipos de fichaje automáticos con reconocimiento facial.

– Instalación de estaciones de gel higienizante en diversos puntos de las instalaciones.

– Instalación de equipos purificadores de aire.

Hormicruz desarrolla un hormigón autocompactante utilizando exclusivamente materiales de la zona

Durante los últimos años se ha extendido el empleo de hormigones autocompactantes (HAC), debido sin duda a sus ventajas medioambientales, de mejora en la calidad del hormigón y el entorno de trabajo. El HAC se caracteriza por su capacidad para fluir rellenando el encofrado sin necesidad de medios de compactación internos o externos.

Para lograr este comportamiento se modifica la dosificación inicial empleando mayores cantidades de finos y aditivos. Esta modificación en la dosificación junto con un comportamiento reológico alejado del que presentan los hormigones tradicionales vibrados puede tener influencias sobre la durabilidad del HAC al verse sometido a ataques externos. La principal clave para la obtención de un hormigón autocompactante es aumentar la fluidez y viscosidad de la mezcla mediante el empleo de adiciones, más cemento y/o aditivos moduladores de la viscosidad. Con este aumento de la viscosidad, se consigue evitar la segregación de las partículas de diferentes densidades al aumentar significativamente la fluidez de las mezclas. El principal problema surge, porque en la mayoría de las ocasiones, ese aumento de viscosidad se obtiene a partir del empleo de mayores cantidades de cemento que aseguran una mayor robustez de las mezclas (estabilidad frente al cambio de materiales), pero esto conlleva unos precios mayores que limitan el uso de este tipo de hormigones. Por no hablar, del inconveniente medioambiental que supone aumentar el contenido de cemento (una tonelada de Clinker produce una CO2).

En este contexto, Hormicruz ha desarrollado mezclas de HAC con contenidos de cemento similares a los hormigones convencionales (300 kg cemento/m3 ). Para ello, se ha trabajado adicionando filler calizo, que en la actualidad es un subproducto industrial con muy pocas salidas comerciales, obteniendo unos resultados inmejorables.

Para el desarrollo de este proyecto, Hormicruz ha obtenido una ayuda del Instituto de Fomento de la Región de Murcia, dentro del programa de ayudas para la contratación de servicios de innovación, “Cheque de Innovación”, con número de expediente 2019.08.CHEQ.0074.